La versatilidad de los pareos

Hace unos días os hablamos de los bañadores y trajes de baño para el verano, ahora queremos hacerlo con otra prenda que aunque ya lleva mucho tiempo entre nosotras, es un must en cada temporada estival, los pareos. En este artículo queremos recomendarte varias formas para que puedas lucir tu pareo el próximo verano y conseguir un look perfecto para esos días de descanso, escapadas a la playa o citas informales. Una de las ventajas que tienen los pareos es su versatilidad y que también ayudan a disimular algunas zonas que no queramos que se noten tanto.

mujer-con-pareo

Los pareos, prendas indispensables para el verano

Podremos combinarlos como queramos y de un look básico y normal, hacer algo especial utilizándolos. Además si los acompañamos de complementos y accesorios como gafas de sol, un sombrero de verano, pulseras y algunos colgantes étnicos conseguiremos un outfit muy especial.

Hoy en día es un básico para muchas mujeres y lo bueno que tiene es que hay infinidad de formas de ponérselo, todo depende del tamaño que tenga y también del cuerpo de la mujer. Pero lo que está claro es que con ellos se puede marcar tendencia y lucir un aspecto estupendo.

Una de las formas más clásicas de llevar un pareo es atado al cuello, siendo muy fácil de colocar. Ayuda a disimular la zona del abdomen y aporta un look bastante actual. Lo que hay que hacer para colocárselo es coger el pareo por dos extremos y pasarlo desde la espalda hacia adelante. Después se cruzan los extremos y lo llevamos hacia la nuca haciendo un nudo, así de sencillo.

Si lo prefieres puedes llevarlo estilo falda, algo ideal para quienes tengan el vientre trabajado o que no les importe enseñar un poco de “michelín”. En este caso colocarlo recto no tiene demasiado sentido, lo mejor es ponérselo rodeando la cintura, pero que quede de forma asimétrica y si puede quedar una abertura para la pierna mucho mejor.

También puedes colocártelo estilo palabra de honor y también es muy fácil de colocar. Los extremos hay que anudarlos a la altura que queramos del pecho y el nudo puede hacerse a un lado o en el centro y si se quiere algo más corto, se puede doblar el pareo por la parte de arriba, así enseñaremos únicamente lo que queramos.

Si nunca te ha dado por los pareos, te aconsejamos que los pruebes, seguro que encontrarás una fantástica alternativa para tus estilismos más veraniegos.