Si tuviéramos que hablar del irreverente Jeremy Scott, creo que no dejaríamos títere con cabeza. Y, es que, este joven diseñador estadounidense que nació, en 1974, en la ciudad de Kansas, se ha convertido en todo un icono dentro del panorama artístico.

adj-59a7e20f8c73f-1153909-1024-800

Y, es que, no son pocas las colecciones en las que ha participado y/o creado él mismo: para empezar, su camino en la moda dio sus primeros (que no pequeños) pasos en la Paris Fashion Week, nada más y nada menos. La revista Vogue, esa que muchos nombran como “La Biblia de la Moda” nombró a su colección Ready-to-wear como “ingeniosa respuesta a todos sus retractores, quienes lo acusaron en el pasado de producir ropa extravagante que nadie nunca vestiría“. Hecho acontecido en la primavera del año 2000; algo que dio mucho de lo que hablar.

Tras esto, Scott ha colaborado con marcas como Adidas, en junio de 2008, creando una colección de tenis con alas y osos de peluche. En 2013, llegó el turno de Moschino, en donde Scott pasó a ser parte de su equipo directivo, como creativo de la firma, mostrando su primera colección en otoño de 2014. En enero de 2015, el creativo colaboró con la estrella del pop Kate Perry para crear los trajes que ésta presentó en su show de la Super Bowl XLIX.

Y, créeme que éstas son solo algunas de las colaboraciones que el irreverente Scott ha llevado a cabo a lo largo de sus 43 años.

Ahora… Es el turno de UGG: la firma de calzado californiana.

En esta nueva ocasión, el diseñador estadounidense Jeremy Scott se embarca dentro de una colaboración junto a la marca de calzado UGG, de origen californiano; esa que, en su día, causó todo un revuelo entre las masas más adolescentes, con sus abrigaditas y cómodas botas de borrego.

Scott, esta vez, imprimirá su irreverente estilo para plasmarlo dentro de esta nueva colección cápsula de UGG. “Desde el primer momento me enamoré de las botas UGG, de cómo me hacían sentir y lucir. Así que cuando me ofrecieron hacer esta colaboración, no tuve que pensarlo dos veces“, declara Scott en una entrevista a La Gaceta.

Las botas de esta nueva colección no dejarán indiferente a nadie, sobre todo dentro del mundo de la moda. Divididas en tres categorías diferentes -todas ellas intervenidas por el clásico modelo de bota UGG, de borreguito y ante-, las botas se dividen en:

  • En primer lugar, veremos las botas UGG con cientos de pequeñas piedras multicolor, colocadas a mano con mucho cuidado y delicadeza, en procesos de hasta una semana. Unas botas de aire couture.
  • En segundo lugar, encontramos los modelos UGG Life, disponibles en negro y morado, en honor a la frase “thug life“, popularizada por el rapero Tupac.
  • Y, por último, conocerás las Flamas, cuya inspiración se basa en la cultura angelina de reconstruir carros antiguos para convertirlos en obras de arte.

 

Screenshot_8

Todas ellas abarcarán desde los 200 hasta los 800 euros y, créeme, te permitirán ir calentita allá donde vayas.

Si que es cierto, y hemos de reconocer que… Desde que esta moda de botas cómodas de estilo ante y borrego salió al mercado, el mundo se dividió en dos bandos; como si del bien y del mal se tratase. El bando de aquellos que, hasta para dormir, llevarían estas cómodas botas de borreguito (como Scott), y los que consideran que nadie debería salir de su casa llevando dicho calzado puesto.

Y… ¿Tú de qué bando eres?