Teñir el pelo de manera natural

Hoy en día contamos con un gran número de métodos para teñir el pelo y dejarlo como siempre hemos querido. Pero hay muchas mujeres a las que no les gusta hacerlo con productos químicos para castigar su cabello. Por ello queremos compartir contigo algunas de las técnicas más naturales y recomendables para que puedas tener el pelo del color que quieras de una manera rápida, sencilla y sobre todo, natural.

tenir-el-pelo-de-forma-natural

Cómo teñir el pelo de forma natural

Dentro de los muchos métodos para teñir el pelo de forma natural destacamos la henna. Se trata de un método completamente natural y muy extendido en todo el mundo que no hace daño a nuestro cabello. Una de sus ventajas es que regula la segregación de grasa, lo que hace que esté limpio durante más tiempo.

Además hace que el cabello quede nutrido, con una mayor hidratación, se ve más suelto, brillante y con más volumen. ¿Se puede pedir más?

Hay muchas plantas que tienen propiedades suficientes como para teñir nuestro cabello. Por ejemplo, las hojas de nogal son muy recomendables para teñir el pelo castaño porque aporta fuerza, brillo y tonos café muy bonitos.

Hace años, una de las formas de teñir el pelo con las hojas de nogal era hervirlas en cerveza y cuando se evaporaba el alcohol ya se tenía un líquido especial para aplicarlo al cabello y dejarlo actuar durante un buen rato.

Si quieres tener el cabello negro puedes optar por una infusión de té negro. Debe estar muy concentrada, por lo que tendrás que echar unas cuantas cucharadas al recipiente en el que lo vayas a preparar. Después de hervida debes dejar que repose hora y media y después aplicarla durante 20 minutos en el pelo. Conseguiremos un cabello negro muy brillante.

El uso de la manzanilla es un remedio muy utilizado desde hace tiempo y es ideal para los cabellos más claros dado que potencia un tono más claro y uniforme. En este caso se recomienda hacerlo durante la temporada de verano dado que la acción del sol hará que el palo se aclare aún más.

Aunque el último método no es natural, tampoco lo es químico. Poco a poco están apareciendo alisadoras de pelo que gracias a una tecnología de iones consiguen cambiar la coloración de nuestro pelo en uno o más tonos, aunque de momento son muy caras y no están demasiado extendidas. ¿Te animas a cambiar el color de tu pelo?