Sí… Ya sé lo que me vas a decir: Tú también has “sufrido” tostándote al sol tardes y tardes enteras para que, ahora, tras la reciente llegada de septiembre (adiós verano, adiós agosto… Te echaremos de menos) tengas que volver a tu estado blanco-pálido (¡Nuclear!) de siempre. ¡No te preocupes! Expertos de belleza han preparado una interesante guía sobre todo lo que debes hacer para que parezcas recién aterriza de tus vacaciones… ¡Y durante todo el año!

Captura de pantalla 2017-09-02 a las 18.13.31

Te damos los mejores trucos para saber cómo estar bronceada todo el año

El primer punto que debemos valorar es el color de la piel: ¡Muy importante! Obviamente, afecta en los truquitos que, los expertos, tienen para ti a la hora de maquillarte. Presta mucha atención:

  • Si tu color de piel es claro: Elige tonos dorados o rosados para generar el efecto “morenito” sin demasiado contraste, y procura que no sean más de dos tonos por encima de tu color natural. En cuanto a los labios, elige siempre tonos mate.
  • Si tu color de piel es medio: Tonos tierra, dorados y anaranjados serán tus aliados perfectos. De la misma manera que en el caso anterior, intenta que no supere los dos tonos por encima del color de tu piel… Sino quedará demasiado artificial (#Consejo)
  • Si tu color de piel es bronceado: Si, efectivamente, tu color de piel es bronceado… ¡Tienes suerte! No tengo ningún consejos para darte… ¡Ya has logrado tu objetivo! Solamente déjame decirte que será mejor que evites los tonos chocolate, pues darán un toque grisaceo y nada fresco a tu piel.

Por otro lado, también hemos de considerar como importante la ocasión del día para la que buscas maquillarte, si se trata de media tarde, mañana o una gala de noche. Ahora, más que colores, te daré referencias de qué tipo de maquillaje emplear:

  • Para el día, tanto el consejo de nuestros expertos como el mío personal, es que utilices líquidos cremosos aplicado con pinceles sintéticos o de fibra óptica: darán un acabado mucho más natural y radiante.
  • Para la noche, te aconsejo que acentúes los rasgos de tu cara y elijas texturas en polvo. Cuando cae la noche, las luces generan un impacto sobre las personas que, a veces, nos hace parecer que tenemos una cara plana, por lo que es más adecuado que acentúes bien tus ángulos faciales. Utiliza un maquillaje adecuado, además, ya que así evitarás que -a lo largo de la noche- los polvos de tu rostro se vayan cayendo por el camino.

Por último, en cuanto a la técnica de aplicación, tengo dos consejos para ti. Y, en este caso, podrás elegir el que prefieras:

  1. Contouring: Sobre todo, para por la noche. Eso que te comentaba de que debemos acentuar los rasgos faciales para que las luces no generen un efecto de cara plana. La clave en esta técnica es que siempre tratemos de reducir los puntos que no nos gusten o sean muy acentuados con polvo mate.
  2. Técnica de 3: que consiste, básicamente, en aplicar un bronzer desde la frente hasta el pómulo, e igual del otro lado.

Siguiendo estos trucos veras como no te hace falta todo el equipo de profesionales de L’Oréal para poder verte como un estrella (…morenita, claro)